Chalets, transparencia, participación, aforamientos y sueldos vitalicios

La ejemplaridad es un boomerang que siempre vuelve. Cuando escoges una variable tan delicada y subjetiva como la ejemplaridad acaba por volverse en tu contra porque todos los seres humanos son incoherentes, porque el mundo es caótico. Dedicamos muchísimos esfuerzo a intentar simplificarlo pero es complejo. Las incoherencias personales existen y las grupales simplemente son necesarias para crecer y avanzar. Sin incoherencias no hay cambio ni progreso. 



Sí, yo también hablo del chalet de Iglesias y Montero. Una incoherencia flagrante con el relato-discurso de hace unos años cuando Iglesias corría como Mats Willander cinta en la frente y señalaba a la casta como esos que viven en chalets de las afueras. Como quiera que hay miles de personas hablando de la yema del huevo de este tema este artículo pretende abundar en la clara.

La coartada, justificación o excusa de Iglesias especialmente ha sido un cambio de circunstancias. Ese cambio de circunstancias implica una invasión de intimidad por incremento del grado de exposición para sus hijos. Sin embargo, parece también real que los anteriores políticos también quisieran preservar su intimidad escogiendo viviendas en las afueras acordes también con su nivel adquisitivo (Iglesias y Montero han dicho que se lo pueden permitir luego tienen un nivel adquisitivo acorde a la compra).

El ideario de Podemos se va a llenar de este tipo de contradicciones e incoherencias porque fue construido sin tener en cuenta demasiada información y experiencia. Lo llamaban "nueva política" aunque se podría llamar "política infantil" porque peca de la ingenuidad típica de la extrema izquierda rosseaniana que parte de la idea de la bondad extrema del ser humano y la ser humana.

Esto volverás a suceder con tres ejes básicos del ideario podemita. El primero la transparencia. La puesta a disposicion masiva de datos públicos será aprovechada básicamente por las empresas ya que los ciudadanos no disponen de las herramientas necesarias para manejarlas con lo que se verán obligados a regular de alguna manera el regalo de datos que está haciendo la administración ahora mismo fruto de esta nueva versión de la nueva política ultratransparente.

La segunda será la participación y la democracia directa. Podemos también tendrá que acabar por admitir que la participación virtual es muy sesgada y que la hipermovilización politica es insostenible en el medio largo plazo con lo que necesariamente tendrá que acudir a mecanismos de democracia representativa clásica salpicados de participación virtual.

La tercera serán los aforamientos. El aforamiento político y judicial fue inventado y creado para garantizar la independencia especialmente de los políticos de izquierdas. En estos últimos tiempos ha sido el centro del foco por la corrupción pero quitar los aforamientos políticos en realidad a quien dejará con el culo al aire será a los políticos de izquierdas que podrán ser acosados judicialmente mediante denuncias continuas que podrían llegar a impedir que realice su trabajo con normalidad.

Tres cuartas partes de lo mismo para hablar de los sueldos vitalicios. Los sueldos vitalicios surgen precisamente para proteger las carreras políticas de la gente de izquierdas que al acabar su carrera política militante frente al poder no podían encontrar trabajo. Si te dedicas durante toda tu carrera política a denunciar las injusticias del sistema no esperes que el sistema te abrace nada más llegar. En el caso de carreras políticas de más de 12 años por ejemplo la reincorporación al ámbito laboral privado es muy complicada salvo en empresas grandes o en la administración porque el mundo laboral avanza y te quedas desfasado. Se pueden rebajas los sueldos, se puede debatir su cuantía o incluso su retirada ante la aparición de trabajos alternativos pero el todo o nada de la política podemita crea un problema de coyuntura frente al largo plazo.

Hemos analizado algunos aspectos ideológicos que generaran contradicciones permanentes en el discurso populista sin entrar a hablar de las contradicciones inherentes al ser humano respecto a su propia ideologia como seria la de acudir a la medicina privada en caso de enfermedad grave o educar en la escuela privada a los propios hijos. Eso está descontado como decisiones en las que influyen muchos factores en los que no vale la pena entrar. Lo que está claro es que Pablo e Irene han descubierto que no es lo mismo predicar que dar trigo y que habrán de afrontar muchas contradicciones como esta y muchas más votaciones como esta. 

Entrades populars d'aquest blog

La derrota ideològica del valencianisme polític

Los niños cebra: cuando la inteligencia se convierte en un problema

La prepolítica