¿Cómo se forman las guillotinas de Twitter?

El libro Arden las redes de Juan Soto Ivars describe y analiza varios casos de linchamientos en la red. El libro intenta ahondar en las características del proceso, pero a mi juicio lanza el reto de señalar por qué los linchamientos se producen en unos casos y en otros no cuando se dan características parecidas. Menciona por ejemplo el caso de Jorge Cremades que básicamente se dedica a llevar a vídeo los viejos chistes reconvertidos en monólogos del club de la comedia sobre las relaciones entre géneros.



Creo que para que surja un linchamiento virtual se deben dar un conjunto de factores: 
  1.  Realidad desvelada. El linchamiento parte de un descubrimiento, algo que ha pasado inadvertido al conjunto de la sociedad, un examen minucioso. Es el caso de Zapata o de María Frías. Por tanto, debe haber un trabajo de descubrimiento, una investigación casual, un tesoro encontrado por azar, un descorrer una cortina, debe haber un protagonismo de minería virtual, alguien que decide lanzar el linchamiento. El último caso del empleado de Google que pensó que estaba haciendo una aportación a un debate interno y su opinión fue filtrada como un pensamiento público es un buen ejemplo. 
  2. Novedad. El linchamiento se produce siempre dentro de un concepto de "novedad". La novedad se entiende también como reinterpretación. Así, la misma partitura de siempre puede ser linchada según un nuevo formato de interpretación. Cambiar la clave de sol por clave de fa. Me explico: la canción de La Mataré de Loquillo ha sido descubierta en función del nuevo parámetro de la violencia de género. En cambio, un mito de la libertad sexual como Alaska sigue teniendo justo al lado de "Ni tu ni nadie" un "Cómo pudiste hacerme esto a mi" que permanece sin descubrir con una letra muy violenta. Así pues, es fundamental que haya un elemento de novedad bien sea en el medio (Cremades cuenta monónologs en Vine, Instagram y Youtube), o en la aparición de nuevas claves de interpretación (mansplaining, piropos y observaciones físicas... ). 
  3. Espacio virtual. Para que un linchamiento crezca es más fácil si nace en un hábitat concreto, es decir, el medio en el que se produce. Es más fácil machacar a alguien en Twitter si el hecho censurado se ha producido en Twitter y esa persona es activa en la red. Solamente así se puede explicar el desequilibrio de linchamientos respecto a cosas que suceden en los periódicos diariamente y fundamentalmente en la televisión. En condiciones de ecuanimidad Telecinco recibiría un linchamiento diario. 
  4. Debilidad del linchado. En muchos de los casos nos encontramos ante linchados y linchadas individuales, youtubers, escritoras o personas desconocidas que de pronto se encuentran ante una turba de gente y un tsunami de insultos. La soledad y la ausencia de apoyos es el mejor abono para la masa enfurecida. En todo caso, se trata de una situación de debilidad que facilita el linchamiento. 
  5. Un ente superior al que acudir. Otra características frecuente es la adhesión de una campaña Change.org para exponenciar el linchamiento. Para ello, no se interpela normalmente a la persona linchada que suele pedir perdón sino que se busca un ente superior que permite la satisfacción de las ansias de castigo del pelotón de fusilamiento. Un pelotón de fusilamiento solamente se disuelve cuando se acaba la munición. Una editorial, un cargo político, la empresa en la que trabajas... un "jefe de todo esto" que permita enjuagar la sangre que la turba necesita. 
  6. La guillotina es más fácil de construir y manejar cuando hay una comunidad virtual ya organizada y relacionada. El ultrafeminismo se ha especializado en los linchamientos virtuales ya que mantiene una red tejida y una arquitectura institucional consolidada que le permite cosechar gran cantidad de opiniones acríticas en muy poco tiempo. El seguimiento de consigna en la construcción del rechazo es más fácil de construir que en la adhesión. La turba no tiene que ser demasiado amplia si está bien organizada. Conseguir un Trending Topic rápido no es complicado para un conjunto básico de personas que estan intercomunicadas. 

Las guillotinas de Twitter son la nueva Inquisición virtual que corta las cabezas que exceden las medidas que ha confeccionado la correción política. Cualquiera puede ser la víctima de sus causas en una era donde todas las opiniones son visibles (hasta las más estúpidas). Existe un guardián de lo correcto que permite saber cuáles son las relaciones de poder superficiales y cuáles las subterráneas. Mientras la policia de lo correcto se dedica a detener sospechosos habituales triunfa una corriente subterránea que se desata de la camisa de fuerza que le oprime y le ahoga. Las urnas son como el mar que hace que todo salga a flote. Mientras tanto, las guillotinas de Twitter nos facilitan el espejismo de pensar que tenemos todo controlado. 


Entrades populars d'aquest blog

La derrota ideològica del valencianisme polític

Los niños cebra: cuando la inteligencia se convierte en un problema

La prepolítica