Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: juny, 2010

Mis números rojos

Imatge
Izquierda Unida nos propone a todos establecer un banco del tiempo. Un banco en el cual nuestra moneda de cambio no es una moneda sino minutos y horas. Me parece una gran iniciativa. Así que me he abierto una libreta de momentos en ese banco del tiempo. Y ya ando en números rojos porque tuve que pedir un anticipo. Necesitaba un poco de tiempo prestado y lo tuve que pedir. Necesitaba minutos de calidad para poder leer lo que siempre dejo para después de  nada. Tengo el síndrome de diógenes de los minutos de gloria. Y la gloria es efímera.
Las presiones de los mercados del tiempo obligan a hacer serios ajustes y recortes. A partir de ahora, según el Fondo Temporario Internacional y con el objetivo de aumentar la productividad los minutos pasaran a durar 59 segundos. Habrá que hacer todo en un segundo menos de tiempo.
El tipo de interés de mi préstamo de tiempo es muy alto. Me da igual porque no lo pienso devolver. Tasaron mi tiempo demasiado bajo y ahora vale mucho más de lo que yo pens…

El boulevard de los sueños rápidos

Imatge
Esta semana fue el casting de OT en Valencia. Se dieron cita allí unos centenares de ilusiones, miles de esperanzas y  un millón de sueños. La semana pasada les hablé de la sociedad del trabajismo. Ahora les hablaré de la sociedad del espejismo. El espejismo de la velocidad donde el pez grande ya no se come al chico, sino que el pez chico corre más que el grande. Un darwinismo social velocitario y urgente que nos conduce a la fagocitación identitaria en un oceano social que choca contra el acantilado de la ansiedad.  Todo es rápido. Todo debe ser rápido. Incluso los sueños de nuestros jóvenes son rápidos. Sobrevolamos un campo a cámara rápida y nos perdemos el paisaje. Miramos al horizonte con tanto zoom que acabamos desenfocados.  Y todo debe ser rápido. Las respuestas deben ser rápidas. Las preguntas deben ser rápidas. El cambio de modelo productivo es urgente. La salida de la crisis debe ser inmediata. Corremos una maratón a ritmo de los cien metros lisos. Encontramos verdaderos expe…

Fusions a la valenciana

Imatge
Durant la dècada prodigiosa de l'expansionisme immobiliari les dues entitats financeres valencianes més importants adquiriren posicionaments de lideratge dins del panorama econòmic. El boomerang immobiliari però, ha passat una factura massa alta per als valencians, que han acabat pagant, en poder financer, els plats trencats del model de creixement espanyol. Les fusions valencianes dibuixen un panorama de devaluació del pes econòmic financer valencià. Les fusions fredes deixen un panorama calent per al futur.

Les tradicionals desconfiances territorials entre Alacant i València i altres factors de caràcter econòmic configuraren la cortina de fum perfecta per arribar als acords reals finals. Mentre tot el panorama mediàtic, i per tant polític, parlava constantment de la hipotètica fusió entre les caixes d'estalvi valencianes cada entitat anava fent el seu camí.

I és que les dues entitats eren ben conscients dels números. D'una banda Bancaixa i la CAM comparteixen el 38% de…

El trabajismo y los trabajistas

Imatge
Cuando alguien pensó en crear la ciencia económica como una  más de las ciencias sociales no pudo llegar a sospechar que estaba creando una religión laica adorada por miles de discipulos y apostoles del apocalipsis del crecimiento detenido. La sabiduría popular cantaba aquello de Vivir para trabajar o trabajar para vivir. Definitivamente alguien decidió por nosotros. El trabajismo ha venido para quedarse y los trabajistas se han convertido en aquellos hombres grises de Momo que vienen a robarnos el tiempo. Ahorcados por sus corbatas y esposados por sus relojes.
Hemos organizado  una sociedad dividida en castas iguales entre ellas y estancadas unas de otras.
Primero estan los trabajistas parados. No tienen trabajo y los buscan insistentemente. No tener trabajo no les deja pensar en otra cosa. Porque su situación és realmente dramática. Son los menos culpables de todo. Buscan su medio de vida. La incertidumbre es el ancla que no les permite navegar.
Después estan los trabajistas obligad…

Forjando vecinos

Imatge
Érase una vez un niño de nueve años. A ese niño le daba miedo todo y vergüenza casi todo. Pero le gustaba tanto jugar al futbol que decidió apuntarse al equipo de su barrio. Era una época en la que los niños podían ir por la calle solos. Fue al primer partido con toda su ilusión. No tenía ni botas así que jugó con Zapatillas. Unas Paredes naranjas.
Él nunca se paró a pensar en eso pero para que pudiera jugar su primer partido y cinco años de partidos posteriores hubo una persona que forjó unas porterías. Hubo otra persona a que aplanó un descampado, le quitó las hierbas y lo convirtió en un campo. Había otro señor que ponía redes en las porterias y otro señor, a veces el mismo, que marcaba una lineas más torcidas que rectas pero delimitaban un campo. Había otro señor que buscaba equipajes gratis para aquel niño. Incluso había un señor que se pasaba tres tardes por semana con aquel niño. Gracias Luis.

El tejido cívico de una sociedad es el pegamento humano que construye una sociedad.…